¡ERE de políticos, ya!

En mi último post, el artículo de Juan José Millás describe fidedignamente el proceso de demolición del Estado y su sustitución por un conchabeo neoliberal de los de siempre, hecho que nos lleva a una gran merma en las libertades y derechos de los ciudadanos de a pie.
Paralelamente, otro autor que sigo a menudo, Josep Martí Font, acierta también, a mi modo de ver, en el diagnóstico de una sociedad menguante en lo económico y social:  ” Se van a dar las condiciones para la creación de centenares de miles de nuevos puestos de trabajo,  con salarios medios de 600 a 700 euros / mes  y una  gran reducción  de los “pasivos virtuales” que representan las futuribles indemnizaciones por despido.Estamos ante el cambio socio-económico más trascendente y brusco, por su brevedad temporal, que ha vivido España en los cerca de 40 años de democracia.”
Lean el artículo, lo merece: http://blogs-lectores.lavanguardia.com/capitalismoenevolucion/spain-will-be-a-great-business-again-%C2%A1espana-volvera-a-ser-un-gran-negocio/#comments
Por desgracia, todo esto presenta muchos visos de convertirse en una realidad inmediata y, lo que es peor, irreversible.
Pues bien; en un ejercicio de realismo cruel, aceptando que “esto es lo que hay”, me pregunto a qué estamos esperando para pedir, manifestarnos y clamar por un ERE de políticos. Y no me refiero sólo a echar representantes públicos a patadas de las diputaciones, senado o parlamentos de cuchufleta, clausurar instituciones carpetovetónicas, desmontar jerarquías  mefíticas y decimonónicas, desinfestar las administraciones de cargos puestos a dedo, prohibir amiguismos, partidismos, cuñadismos y nepotismos varios… Todo esto no sería  más un ejercicio de sentido común.
Lo que propongo es ir más allá. Estamos viendo como la economía mengua y la sociedad rebaja sus estándares de vida, viendo recortados los pocos derechos laborales que permitía una situación de paro y subempleo crónicos. Por tanto, si este país aspira a un mínimo de justicia y eficiencia social, los políticos -los que quedasen después del gran ERE necesario- deberían sufrir una monumental rebaja de salarios y demás prestaciones. Una ley adhoc, de las que ahora se estilan, tendría que privarles de todo tipo de jubilación diferente a la de los demás trabajadores, ya sean públicos o privados. Y, por supuesto, en el momento de su cese en las funciones políticas, jamás de los jamases deberían recalar en empresas que hayan sido afectadas por sus decisiones políticas. Estoy hablando básicamente de temas reguladores en los grandes oligopolios; supongo que se me entiende.
Habrá quien objete que, en tales condiciones, podríamos quedarnos sin políticos de valía. Yo más bien pienso que de eso se encarga la democracia partitocrática y las leyes de financiación que, sistemáticamente, sitúan a los grandes partidos en la primera línea de salida, muy por delante de las opciones políticas que no medran en las instituciones y que no se ven beneficiadas por un reparto insultante de los fondos públicos para su financiación. De este modo, cualquiera que aspire a gobernar debe dejar que sus ideas sean fagocitadas por el marketing electoral de los grandes partidos. Ni que decir tiene que entonces no hay posibilidad de excelencia en la política.
Y por fin, la gran pregunta: ¿cómo vamos a lograr que los políticos se sometan a todo eso?
Dejo parte de la respuesta para otro artículo. Serán bienvenidas las sugerencias…

Etiquetas: , , , , , ,

6 responses to “¡ERE de políticos, ya!”

  1. VERIUEL says :

    NI LO SUEÑES, NO SE VAN A IR NI LOCOS A NO SER QUE SEA PARA SER CONSEJEROS DE ENDESA O CHOLLOS DE ESE ESTILO

  2. MadeByMiki says :

    Si eso es posible, no será vía “manifestaciones pacificas” y multitudinarias, no añado nada más, no sea caso que esté cometiendo algún delito…

    • minosabe says :

      Seguro que cometes un delito, además con el agravante de la nocturnidad (22:15) y alevosía. Ve procurándote un abogado porque si las manifestaciones pacíficas ya tienen que ser autorizadas y a veces se las convierte en ‘boicots antisistema’ no te digo lo que puede pasar cuando alguien emplee adjetivos más contundentes…

  3. Balbí says :

    ¿Para cuándo pasamos a la acción? Yo creo que de no votar al PP o PSOE, los españoles pueden acabar en una situación como la de Grecia, con partidos extremistas que difícilmente formarán un gobierno. Se trata de continuar con los mismos pero eliminando políticos e instituciones como tú dices “a patadas”.

  4. minosabe says :

    Hoy estoy muy pesimista con el tema de las manifestaciones y demás.

    Un concepto que en otros tiempos tenía mucha importancia y que ahora, gracias a la ‘positiva’ labor de los medios de comunicación de masas, ni siquiera existe para el gran público es el de la desobediencia civil.

    En España tenemos el código civil más duro de toda Europa, incluyendo el turco. Te puedes ver en comisaría incluso por resultar sospechoso estando sentado demasiado tiempo en el banco de un parque. Pero creo que la desobediencia civil, Jaume esto va por ti, es una de las vías inexploradas y que mayor rédito nos podría dar como sociedad.

    Sin embargo, como sucede con el tema de las cooperativas industriales, agrícolas o de crédito, tenemos grandes dificultades para empezar a cooperar y a trabajar en serio por esas vías. Nos lo tendríamos que hacer ver…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: