La evolución económica del país sigue un guión muy previsible

El sitio raíz de Ecolnomia (www.minosabe.discoversweb.com.ar) lleva de alta más o menos desde el inicio formal y nominal de la crisis . De hecho, si han seguido esta página ya sabrán que nuestra tesis central es que la crisis actual se generó, al menos, hace unos 20 años, y lo que se ha venido contando no es más que la secuencia lógica y muy predecible (como de mal guionista) que los más “agoreros” ya adelantábamos entonces.

Primer episodio: la demanda creciente de vivienda por parte de muchos baby-boomers (estamos en los 90) incentiva la creación de un modelo especulativo. Ya se sabe, siempre llueve sobre mojado, y la mejor manera de especular con el pan es cuando escasea el trigo.

Segundo episodio: la rebaja histórica de los tipos de interés que necesitaban los países grandes de Europa para sanear sus economías y reducir sus déficit es aprovechada en España para sobrealimentar la actividad inmobiliaria muy por encima de las necesidades reales. Podríamos decir que se dopó a la economía con ingentes cantidades de crédito que, colateralmente, sirvieron para que cientos de miles de españoles y extranjeros encontraran trabajo en la construcción.

Tercer episodio: la necesidad creciente de esa droga llamada crédito, por parte de un organismo enfermo, ya no puede ser satisfecha, toda vez que existe un punto culminante en el precio del ladrillo, una asíntota horizontal, infranqueable incluso con las más imaginativas soluciones crediticias.

Cuarto episodio: incremento brutal del paro y empobrecimiento de las familias.

Quinto episodio: morosidad y falta de solvencia de las entidades bancarias.

Sexto episodio: segundo incremento masivo del paro a raíz de la falta de liquidez prestataria por parte de la banca.

Séptimo episodio: desajustes presupuestarios estatales a consecuencia de la disminución de recaudaciónf fiscal.

Octavo episodio: recortes presupuestarios descomunales, guardando la podadora y empuñando la motosierra.

Noveno episodio: nuevo repunte del paro y disminución de la masa salarial bruta. Nuevo empobrecimiento de la sociedad, sobre todo de las clases medias y bajas, más dependientes de los presupuestos públicos.

Décimo episodio: cronificación del paro de larga duración y aumento del número de trabajadores perceptores de la renta mínima de inserción.

Decimo primer episodio: reforma laboral para elevar la productividad primaria, es decir, rebaja de costes.

Décimo segundo episodio: nueva caída de la demanda, contracción del empleo y salarios. Default del estado enmascarado tras un nuevo crédito europeo a la banca.

Décimo tercer episodio: reforma fiscal y reforma de prestaciones sociales. Gasto educativo y sanitario diezmados nuevamente. El foco de atención recae ahora en las percepciones por desempleo.

Décimo cuarto episodio: reducción de las prestaciones sociales en general, cuando no su extinción. Subempleo masivo y salarios a nivel de países casi de tercer mundo.

Décimo quinto episodio: creación de puestos de trabajo netos en nuevas sociedades que aprovecharán la rebaja real de los salarios, amén de las exenciones fiscales al trabajo. Implantación de un estado mínimo, low cost, con peajes por doquier, impuestos de nuevo cuño y gravámenes a diestro y siniestro. Nuevo empobrecimiento real.

Podría seguir, pero creo que todos sabemos continuar con la secuencia de hechos. Hace 3 o 4 años, tuve como clienta a una mediana empresaria (unos 60 trabajadores) y me contó que pensaba que la salida de la crisis pasaba por la mayor inversión y endeudamiento, habida cuenta de la dificultad de variar las condiciones y derechos laborales de los trabajadores. Yo ya le respondí que, a medida que se fueran extinguiendo las subvenciones por desempleo, esas condiciones habrían de variar y que era algo que, de hecho, sabíamos todos, aunque no lo deseáramos.

Hete aquí pues que, por desgracia, España va a retornar a una realidad que los jóvenes no pueden recordar pero que, sin embargo, es el clásico escenario histórico celtíbero. A saber: economía dependiente del turismo low cost, de una industria , por cuenta ajena paupérrima  y de escaso valor añadido, de unos servicios mínimos saturados y de una educación demasiado básica y asistencial para contribuir al desarrollo económico. Por descontado, los mejor formados van a tener que emigrar porque este país nunca ha tenido lugar para investigadores y profesionales de la ciencia… “Que inventen ellos…”, como en tiempos de Unamuno.

Etiquetas: , , , , , , , ,

8 responses to “La evolución económica del país sigue un guión muy previsible”

  1. David López says :

    Yo añadiría consecuencias de tipo social como llegada del trabajo infantil a españa o de gentes buscando automanteners con huertos etc.

    • minosabe says :

      Tienes razón, pero eso lo dejo para un post del año que viene, cuando la mitad de los que estamos aquí no cobremos o cobremos la mitad en el mejor de los casos…

  2. MadeByMiki says :

    Buena entrada, lo que no era previsible es la sorpresa que dibujan algunos al ver lo que hay sín maquillaje…

    Así nos va…

  3. Biopijo says :

    Es que en este país habia gente que se había creido que era rica solo porque le dejaban mucho dinero y podia comprar un BMW sin ser nada de nada. Ahora venga lloriquear como niños pero no han tenido ni dos dedos de frente para prevenir lo que iba a llegar sin duda.

    • minosabe says :

      En parte estoy de acuerdo con lo que dices. Pero también estaban los empresarios de la nada, los que especulaban, los que se apalancaban con 100 millones para generar 100’1 millones si todo iba bien…

  4. Josep_ByB says :

    Yo creo que somos protagonistas del hundimiento del sistema capitalista. El consumismo no tiene cabida en un mundo donde los recursos son limitados. La sociedad evolucionará gracias al conocimiento de la humanidad. La obsolescencia programada debería ser delito. Viviremos tiempos muy duros, solamente estamos en el inicio de cambio de sistema económico-social.

    • minosabe says :

      Efectivamente, Josep. Pero espero que el cambio de sistema no se demore demasiado y no tengan que hundirse muchas personas con él. De momento, todavía estamos sujetos a la tiranía oligopólica de unos cuantos polos financieros que nos maltratan para sacar tajada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: